RASCACIELO SOLAR.

Australia proyecta el primer rascacielos solar desconectado de la red.

Una idea ambiciosa, que verá la luz en los próximos años. La compañía ICR Property Group pretende levantar ‘Sol Invictus Tower’ en Melbourne (Australia), un rascacielos de 60 plantas, que albergará negocios, oficinas y 520 viviendas, y que tendrá una gran particularidad: pretende estar totalmente desconectado de la red eléctrica. ¿Cómo? El edificio aprovechará sus 3.000 m2 de fachada para instalar paneles solares y conseguir ser autosuficiente a partir de la próxima década.

Un proyecto anhelado por los defensores de las energías verdes y la eficiencia energética: ser capaz de que un edificio de este volumen consiga ser totalmente independiente en el consumo de energía. El principal hándicap es el desarrollo de la energía solar y, sobre todo, de las baterías que puedan almacenar dicha energía.

De hecho, la construcción del edificio no está prevista hasta 2019 y no estará abierto hasta 2022-2025, según la firma de arquitectos Peddle Throp. “Con la tecnología actual, el edificio puede captar un 50% de la energía que consume. Queremos llegar a ser plenamente autosuficientes”. El edificio albergará comercios, oficinas y viviendas, unos 520 apartamentos.

La intención para Sol Invictus Tower es revestir la fachada de 60 plantas de vidrio fotovoltaico, capaz de captar la energía solar. Con su diseño ovalado, sus 3.000 m2 de fachada conseguirán captar la luz del sol durante todo el día. Además, los 300 m2 del tejado servirán para instalar energía eólica.

Noticia: elidealista.com

Deja tu Commentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *