DESPUES DE LA JUBILACIÓN

Trabajar después de la jubilación, ¿es interesante?

Un tema que se están planteando cada

vez más personas es qué hacer después

de llegar a la edad de jubilación.

La alternativa es dedicarse a las ocupaciones

privadas y aficiones o seguir trabajando en la

actividad laboral si ésta es atractiva, se disfruta

con ella y, además, se consigue un complemento

a los ingresos por la pensión de jubilación.

La cuestión merece una reflexión porque

plantea varias preguntas importantes. En primer

lugar habría que distinguir entre trabajadores

por cuenta ajena y autónomos; en segundo

lugar, esta decisión depende del tipo de trabajo

que se desarrolle y también de la necesidad

de complementar la pensión, ya que ésta

puede suponer una disminución de ingresos

importante en función de la base de cotización

que haya existido durante la vida laboral.

Actualmente, la legislación permite compatibilizar

el cobro del 50% de la pensión con la

actividad laboral desde marzo de 2013, y se estima

que aproximadamente el 5% de los trabajadores

en edad de jubilación siguen trabajando.

¿Cuál es el perfil de estos trabajadores? Fundamentalmente,

y parece lógico que así sea,

son profesionales con un alto nivel de ingresos

y la mayoría son autónomos.

El Gobierno tiene la intención de ampliar el

cobro de la pensión, compatible con seguir trabajando

al 100% en lugar del 50% actual a partir

de enero de 2017, con objeto de incentivar el

seguir activo para aquellos que así lo deseen. El

objetivo del Ejecutivo parece ser que estos trabajadores

sigan cotizando a la Seguridad Social

con una tarifa llamada de solidaridad, más baja,

de un 8%, pero sin incrementar el importe de la

pensión.

Además, al ejercer una actividad económica

normalmente tendrán que facturar con IVA, y

al declarar esos ingresos como actividades económicas

en su Declaración de la Renta de las

Personas Físicas pagarán a Hacienda. Así, los

ingresos públicos también aumentarán, aunque

el incremento sea relativamente pequeño.

Pero desde el punto de vista del trabajador

que desee continuar ejerciendo su actividad laboral

después de la jubilación, ¿hay alguna otra

motivación aparte de la económica para seguir

trabajando en su profesión?

A mi juicio, y hablo por experiencia propia,

hay muchos motivos para seguir activo si las

condiciones físicas y la mentalización lo permiten.

En primer lugar, cuando una persona

tiene una profesión que le gusta y disfruta con

ella es muy gratificante poder seguir ejerciéndola

y aprovechar la experiencia para ayudar a

la sociedad.

También está demostrado que desde el punto

de vista de la salud física y mental es muy positivo

estar trabajando en algo con lo que se disfruta.

De hecho las administraciones públicas y

diversas instituciones están dedicando mucha

atención y recursos a lo que se ha llamado “envejecimiento

activo”, que no significa solamente

el trabajo, pero que sí incluye de forma

destacada esta actividad.

Se podrá argumentar que seguir en la profesión

impedirá que otros jóvenes se incorporen

al mercado de trabajo. En mi opinión eso no es

así, en general, ya que son dos colectivos muy

diferentes. El sénior aporta su gran experiencia

y los jóvenes su dominio de las nuevas tecnologías;

y esa combinación es muy positiva porque

ambos aprenden mutuamente de los conocimientos

de la otra parte.

El país no se puede permitir el lujo de desaprovechar

la gran experiencia adquirida a lo

largo de la vida laboral de tantos magníficos

profesionales y que puedan transmitirla a las

nuevas generaciones, muy bien preparadas

tecnológicamente pero sin esos conocimientos

que se aprenden con los éxitos y fracasos a lo

largo de la vida.

Resumiendo, se puede decir que el seguir

trabajando después de la jubilación es una actividad,

para el que quiera y pueda hacerlo, muy

positiva en todos los sentidos, y que la decisión

del Gobierno de ampliar al cien por cien el cobro

de la pensión compatibilizándolo con la actividad

laboral parece una buena decisión.

Noticia: economistas.es

Deja tu Commentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *