AUTONOMOS.

Los cinco errores más típicos que cometen los autónomos al darse de alta

Los nuevos autónomos suelen cometer los mismos errores al darse de alta en el Régimen Especial. Para evitar tener problemas futuros con la Administración, resumimos cuáles son esos fallos más comunes según el banco ING Direct:

1. Darse de alta sin capitalizar el paro. Uno de los errores más típicos es darse de alta pensando que se puede capitalizar el desempleo posteriormente. Craso error: si lo hacemos después perderemos el derecho a capitalizarlo. Por tanto, si vas a solicitar el pago único del desempleo para emprender solicita la capitalización del paro lo primero de todo.

2. Elegir mal el epígrafe en el IAE. Otro fallo frecuente es no elegir el epígrafe correcto en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Recuerda que debes elegir la actividad que más se ajuste a tu profesión, ya que esta condicionará la forma en la que tributaremos. Si es necesario, utiliza varios epígrafes.

3. No tener en cuenta la superficie de la vivienda. Muchos trabajadores por cuenta propia trabajan desde casa pero desconocen que pueden deducirse ciertos gastos por el desarrollo de su actividad profesional como la luz, el agua, la calefacción o el teléfono.

“Para poder disfrutar de estas bonificaciones, el autónomo deberá indicar, a través del modelo 036, la superficie de su vivienda que quedará afecta a su actividad, con el fin de que la Agencia Tributaria pueda calcular qué proporción de los gastos de la vivienda son propios de su trabajo como autónomo”, explica la entidad financiera.

4. Elegir una base de cotización errónea. La base de cotización es un elemento clave entre el autónomo y la Administración, ya que determina la cuantía a pagar mensualmente a la Seguridad Social. Recuerda que una cuantía elevada es positiva de cara a la jubilación, aunque puede poner en aprietos la renta actual, sobre todo en los inicios de la actividad cuando los ingresos suelen ser reducidos. Recuerda que este error tiene solución: se puede cambiar la base de cotización dos veces al año.

5. Elegir un método de tributación inadecuado. El autónomo tiene dos métodos a elegir: la estimación directa y la objetiva. La elección marca la diferencia entre la cuota que se paga a Hacienda.

¿En qué se diferencian? Según el blog de ING Direct, “en el sistema de estimación directa, la cuota a pagar a Hacienda dependerá de nuestra facturación real mientras que la tributación por módulos tiene en cuenta variables propias del negocio como la superficie del local, el número de trabajadores contratados o la luz consumida, entre otros. A efectos fiscales, la diferencia entre uno y otro sistema es la cantidad que deberemos pagar a Hacienda. Así, mientras en el sistema de estimación directa pagaremos cada mes una cantidad diferente en función de nuestros ingresos, a través del sistema de módulos pagaremos la misma cantidad todos los meses con independencia de esta facturación”.

Articulo visto en elidealista.com

Deja tu Commentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *