Renta 2017: qué gastos puede deducirse un autónomo que trabaja desde casa

Renta 2017: qué gastos puede deducirse un autónomo que trabaja desde casa

El criterio de Hacienda siempre ha sido muy restrictivo, permitiendo a los contribuyentes que trabajan desde casa deducir, únicamente, los gastos directamente relacionados con la propiedad del inmueble, como amortizaciones, basuras, IBI, comunidad de propietarios… Y ello, en la proporción en que el inmueble resulte afecto a la actividad. Por ejemplo, si la vivienda del contribuyente tiene 100 m2, y utiliza para su actividad 20 metros, podrá deducir un 20% de los citados gastos.

Sin embargo, Hacienda no permitía a estos contribuyentes deducir ninguno de los suministros con los que cuentan la vivienda, y que permiten no sólo que sea habitable, sino que también se pueda trabajar desde ella. Y ello, en ninguna proporción. Así, gastos tales como la luz, agua, calefacción … no podían ser deducidos por los trabajadores que desarrollaban su actividad desde casa. El motivo es que dichos gastos no se destinaban de forma exclusiva a la actividad, al utilizarse también para la vivienda.

¿Y qué pasa si el autónomo vive de alquiler?

En esos casos, el contribuyente no podrá deducirse, obviamente, gastos de amortizaciones, ni tampoco el IBI, comunidad de propietarios, ni tasa de basuras, salvo que por contrato tenga obligación de asumir tales gastos. En cualquier caso, la deducción sólo podría realizarse proporcionalmente, respecto a los m2 del inmueble que se destinan a la actividad. Además, el contribuyente debe comunicar a Hacienda el número de metros cuadrados del inmueble que afecta a su actividad indicándolo en el contrato de arrendamiento.

¿Qué hacer entonces en la declaración de la renta de 2017?

 Teniendo claro que no hay discusión respecto a los gastos derivados de la titularidad del inmueble (amortización, comunidad de propietarios, tasa de basuras…), el debate se plantea únicamente respecto de los gastos por suministros de la vivienda

Pueden seguir el criterio del TEAC, y aplicar el criterio combinado de m2 y horario en que se realiza la actividad, para determinar en qué porcentaje son deducibles los suministros del inmueble

Renta 2018: qué gastos puede deducirse un autónomo que trabaja desde casa

La Ley 6/2017, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, ha introducido una modificación en la Ley del IRPF, por la que pasan a considerarse deducibles, cuando el contribuyente afecte parcialmente su vivienda al desarrollo de su actividad económica, “los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e internet, en el porcentaje de aplicar el 30% a la proporción existente entre los m2 de laviviendadestinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior”.

Noticia; elidealista.com

Deja tu Commentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *